Compartir

La Policía alemana ha confirmado que el atropello de una multitud en un mercado de Navidad de Berlín durante la noche de este lunes fue un “acto intencionado” y apunta a un “atentado terrorista”. 

Por el momento son 12 las personas fallecidas y hay 48 heridos. El suceso tuvo lugar en un mercadillo situado en una de las zonas más céntricas de la capital alemana, repleta de comercios, restaurantes y hoteles. 

El conductor huyó del lugar tras estrellar el camión contra un gran pino de Navidad del centro de la plaza. Según fuentes policiales, el sospechoso del múltiple atropello es un paquistaní de 23 años que responde al nombre de Naved B. y que habría llegado a Alemania el pasado mes de febrero como refugiado. 

Al parecer, llegó hasta el país a través de la ruta de los Balcanes y era conocido de las fuerzas de seguridad alemanas por pequeños delitos, pero no por nada relacionado con el terrorismo. 

En el asiento del copiloto yacía un segundo hombre, de nacionalidad polaca, y previsiblemente el conductor del vehículo, propiedad de Ariel Zurawski, su primo.

El camión de la marca Scania cubría la ruta entre Italia y Berlín cargado de una estructura de acero para construcción. Se sospecha que pudo haber sido robado en Polonia.