Compartir

El e-mail enviado a SOS Desaparecidos que aparecía firmado por Diana Quer fue enviado por un familiar de la desaparecida. Se utilizó el mismo número de teléfono que Diana y su misma contraseña, vinculada con su cuenta de Gmail.

Este correo que decía: “Hola. Estoy bien. Necesito estar un tiempo fuera de España. Saludos, Diana Quer” complicó la investigación que estaban llevando a cabo los agentes. Además, el correo fue enviado desde una cuenta completamente encriptada que no permitía ni siquiera ver los correos de respuesta.

Los expertos, que continúan con el caso, sospecharon de la veracidad de este correo por diversos motivos, uno de ellos es que este breve mensaje fue enviado a una asociación y no a un familiar de la desaparecida.

Según ha informado Espejo Público, gracias a las investigaciones realizadas por UCO han logrado conseguir descifrar este más que sospechoso mensaje aunque siguen trabajando para saber el número concreto y la identidad del autor.