Compartir

Un aterrizaje forzoso de un avión militar en la región de Yakuitia (Rusia) deja un balance de 32 heridos, 16 de ellos en estado grave.

Las causas del accidente, según informó el Ministerio de Defensa ruso, no están del todo claras y se barajan varias hipótesis, desde un fallo técnico hasta el mal temporal, como las principales causas del suceso.

A bordo del avión siniestrado, un II-18, viajaban 39 personas entre pasajeros y tripulación. 

Los heridos fueron trasladados a los centros de médicos de San Petersburgo y Moscú donde se recuperan de sus heridas.

Afortunadamente no se produjeron fallecidos.