Compartir

La compañía United Airlines obliga a una mujer a cambiarse de un asiento puesto que a su lado volaban dos monjes pakistaníes. Según su cultura, no pueden sentarse al lado de mujeres ni tampoco entablar una conversación con ellas.

Mary Campos realizaba un vuelo desde California hasta Houston. Le avisaron del cambio de su asiento justo antes de entrar en el avión. En una entrevista para la CBS ha declarado que “pensaba que vivía en una cultura en la que los hombres eran igual a las mujeres”.

United Airlines ha respondido mediante un comunicado un tanto ambiguo. Así, dicen que la empresa no tolera ningún tipo de trato discriminatorio pero que espera la más alta profesionalidad de sus trabajadores.

La afectada no va a interponer ninguna demanda contra la compañía. Sin embargo, sí ha pedido un cambio en la política de la empresa para que no vuelva a suceder un caso similar.