Compartir

La compañía aérea Vueling se ha visto envuelta en la polémica después de que una mujer denunciara ante varios medios catalanes que la tripulación del avión en el que viajaba desde Barcelona a Ibiza la obligara tanto a ella como a su hija a hablar en castellano.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 22 de agosto cuando, nada más acceder al avión, la madre le preguntó a la jefa de cabina si su hija podía ir al lavabo. Según esta mujer, ella le contestó: “En castellano, dilo en castellano”. Ante esto, la mujer volvió a repetir la pregunta en catalán y la jefa de cabina le respondió que “solo he entendido lo del lavado”, por lo que permitió que la niña fuera al baño. 

Fue entonces cuando el marido pidió a la jefa de cabina que se disculpara con su mujer, pero al parecer esta le contestó que la tripulación no tenía “ninguna obligación de hablar en catalán” y que no le debía “ninguna disculpa”. 

Aunque la mujer no ha emprendido acciones legales contra la compañía, sí que ha denunciado el hecho ante la prensa catalana, que califica el suceso de discriminación lingüística y de catalanofobia

Por su parte, Vueling asegura que no tiene constancia de lo sucedido, por lo que no pedirá disculpas. Además, un portavoz ha asegurado a Diario de Balears que son una compañía catalana y que la mayoría de sus trabajadores son catalanes, aunque “puede haber alguno que no lo entienda”.