Compartir

Harrouff Austin es sospechoso de apuñalar a un hombre y su esposa y de herir a un vecino más. Cuando lo encontraron solo gruñía mientras retiraba con sus dientes la carne de la cara del hombre muerto.

John Stevens, de 59 años, y su mujer, Michelle Mishcon, de 53 años,
murieron en el acto. El vecino que acudió en su ayuda fue
acuchillado pero pudo escapar para pedir ayuda.

Los hechos tuvieron lugar en una ciudad a unos 150 kilómetros al norte de Miami y el sheriff del Condado de Martin, William Snyder, señaló que la agresión está probablemente relacionada con el consumo de una droga sintética llamada 'sales de baño', 'Flakka' o grava, una droga es barata y sus efectos son poderosos y mortales.

El estudiante es miembro de una fraternidad en el campus de la Universidad de Florida y no tenía antecedentes de violencia. Fue necesaria la intervención de varios perros de la Policía y el uso de un arma de aturdimiento para poder controlarle.