domingo, 20 septiembre 2020 1:10

Un ciclista sufre quemaduras en la piel al explotar su iPhone en el bolsillo

Las altas temperaturas del verano se convierten en un elemento peligroso para los teléfonos móviles. En los últimos años ha habido varios casos de usuarios de smartphones que han sufrido percances importantes por culpa del sobrecalentamiento de sus dispositivos.

Gareth Clear, un ciclista australiano de 36 años, se sumó el pasado fin de semana a esa amplia lista. Según publica 'The Sidney Morning Herald', Clear sufrió una “caída leve” de su bicicleta. Al reemprender la marcha, el joven comprobó como salía “mucho humo” del bolsillo en el que llevaba su iPhone y empezó a sentir “calor abrasivo” en esa zona.

Unos segundos, Clear tuvo que echar el pie a tierra porque comenzó a recibir varias descargas eléctricas seguidas, notando un “fuerte olor a fósforo”. ¡Su iPhone había explotado en el bolsillo! Rápidamente, varias personas que pasaron por allí no dudaron en llamar a los equipos de emergencias, que optaron por trasladarlo al hospital para tratar las heridas.

Una imagen vale más que mil palabras: su iPhone le provocó importantes quemaduras de tercer grado en la piel, algo que ha querido compartir en Twitter y que asegura que servirá para denunciar lo ocurrido.

Muchos usuarios defienden que la caída provocó esa explosión y que es difícil que ocurra algo así. Gareth Clear, eso sí, asegura que su móvil se calentaba mucho y que lo que ocurrió se debió a la mala ventilación que tienen esos dispositivos de Apple.

La Comisión de Competencia australiana recibe, de media, unas dos denuncias al año similares, algo por lo que pide encarecidamente que los usuarios no salgan a hacer deporte con sus móviles.