Compartir

Al menos ocho personas han muerto y varias han resultado heridas durante un tiroteo en una hamburguesería cercana a un centro comercial de Múnich, según apuntan medios locales. Otros medios, citando a fuentes de la Policía alemana, hablan de hasta quince muertos, aunque no hay informaciones oficiales por el momento. 

El tiroteo ha tenido lugar en torno a las 18.00 horas cuando los atacantes han comenzado a disparar a la multitud. La Policía sospecha que se trata de un atentado terrorista, aunque testigos del establecimiento han asegurado que el tirador ha gritado unas palabras en contra de los inmigrantes.

Varias ambulancias se han desplazado hasta el lugar de los hechos, junto al Centro Comercial Olympia, ubicado en el distrito de Moosach, que ha sido evacuado. La Policía ha cerrado todos los accesos a algunas líneas de metro y tren y vigila la zona con un helicóptero. Además, han pedido a los vecinos que eviten los alrededores y que no publiquen fotos ni vídeos del lugar de los hechos para no dar pistas a los atacantes, de los que se habla que serían tres personas armadas que se han dado a la fuga a través de una boca de metro. Según el diario 'Bild' uno de los tiradores se habría suicidado. 

A través de su página de Facebook, la policía de Múnich ha explicado que ha recibido hasta tres avisos de tiroteos diferentes en la ciudad, aunque no tienen constancia de que las informaciones sean ciertas. 

Las autoridades alemanas llevaban en alerta desde el pasado lunes, cuando un inmigrante afgano de 17 años atacó con un hacha a los pasajeros en un tren del país. 

En el siguiente vídeo puede verse a uno de los atacantes disparando a la multitud a las puertas del restaurante.