Compartir

El exceso de velocidad y el despiste del conductor estarían detrás del gravísimo accidente de tráfico que ha costado la vida a cuatro personas en Corea y ha dejado a 37 heridos. El brutal suceso ocurrió en una autopista de Yeongdong (Corea del Sur). 

El conductor no tuvo tiempo de frenar antes de entrar en un túnel donde había una fila de coches paradas.

El impacto por alcance es absolutamente espeluznante.