Compartir

Irte a acostar a la cama y encontrarte una culebra de metro y medio de larga. Asusta mucho y eso es lo que le pasó a una pareja de una urbanización a las afueras de Jaén, Altos del Puente Nuevo cuando se iban a dormir tranquilamente como cada noche. Los bomberos acudieron allí en cuanto recibieron la llamada pidiéndoles ayuda para capturarla. 

El reptil estaba bajo una cama nido en su casa y la pareja decidió cerrar la puerta de su habitación para que no pudiera escapar. Los bomberos procedieron a su captura y comprobaron que se trataba de una especie de culebra autóctona que no es venenosa pero sí que puede agredir y morder. 

El animal ya ha sido soltado en el medio natural y han lanzado un llamamiento en toda la ciudad de Jaén por si se dan este tipo de situaciones. Recomiendan no tratar de capturarlas por si fueran venenosas y para tratar de evitar riesgos innecesarios.