Compartir

Un vecino del municipio valenciano de Torrent ha sido detenido por la Guardia Civil tras cometer el siguiente delito: grabar vídeos de menores de edad desnudos en los vestuarios de los campos de fútbol de la zona.

El pasado mes de mayo se detectaron en un vestuario de un equipo local dos cámaras. Tras la investigación de la policía, se ha detectado que el culpable es un hombre español de 43 años de edad. La acusación es debida a un caso de corrupción de menores.

El hombre conseguía el acceso a los vestuarios con la excusa y mentira de que trabajaba en el servicio de mantenimiento. Ha hecho lo mismo en vestuarios de toda la provincia, aprovechando que, se iban a disputar montones de partidos de categorías infantiles.

La policía ha detectado que el hombre disponía de más de 320.000 archivos con imágenes y vídeos de menores. 40 fueron las denuncias que pusieron entre todos los padres de los jóvenes implicados en el asunto. 

El hombre iba a empezar este mismo verano a trabajar como monitor en campamentos, pero, evidentemente, después de todo lo ocurrido ha conseguido perder su cargo