Compartir

Cerrado y sin avisar. Así se han encontrado más de 1.000 socios su gimnasio de la cadena Fitness Place de La Ventas (Madrid). El pasado sábado, las personas que se acercaron al gimnasio se dieron cuenta que les habían cerrado las puertas y dejado sin servicio. 

Lo peor de todo, y según cuenta los afectados, es que la empresa no va a devolver las cuotas pagadas por adelantado a sus socios. Lo único que ofrecen es la opción de trasladarlos a otros centros de la cadena, el más cercano está a veinte minutos en coche.

Cuentan los socios afectados que días antes nadie hacía presagiar el cierre y que el centro seguía aceptando el pago de cuotas. Ahora, los clientes se están organizando para emprender acciones legales contra la empresa.

El comunicado que han colocado en la puerta explica que “por causas de fuerza mayor el gimnasio permanecerá cerrado. Para seguir ejerciendo la actividad de su cuota pagada, podrán dirigirse a los siguientes centros”

No es la primera vez que esto ocurre con la cadena Fitness Place. Ya uno de sus centros en Bilbao cerró también sin previo aviso.