Compartir

Según ha confirmado la Agencia de Investigación para la Seguridad de la Aviación Francesa (BEA), antes de que el avión de EgytpAir se estrellase en el Mediterráneo con las 66 personas que llevaba a bordo había saltado una alarma por humo.

El vuelo MS804 estaba cubriendo una ruta entre París y El Cairo. El avión se estrelló poco después de entrar en el espacio aéreo de Egipto.

Según se puede comprobar en la información que se recoge de los radares, el avión de EgyptAir había realizado varios virajes antes de empezar a descender de manera brusca, y después desaparecer en las pantallas.

A pesar de que se ha confirmado que poco antes de que el avión se estrellase saltó una alarma por humo, la BEA aún desconoce los motivos por los que pudo haber saltado. “Estos mensajes no nos permiten conocer en modo alguno lo que pudo haber causado humo o fuego en la nave”, ha expresado el portavoz. Además, se han mostrado prudentes y han evitado hablar de un posible atentado.