viernes, 18 septiembre 2020 17:59

Pide la eutanasia por la mordedura de una garrapata

Una joven llamada Kirsty Keep ha pedido a su familia que le lleve a Suiza para que le practiquen la eutanasia porque no puede soportar más los dolores con los que convive desde hace doce años por el mordisco de una garrapata

Lo sufrió cuando tenía 11 años y desde entonces ha ido debilitándole poco a poco por la enfermedad que le provocó. Tiene constantes dolores, no puede mantenerse en pie y define su vida como un infierno, por lo que quiere ponerle fin cuanto antes. En el país suizo la eutanasia es legal y ha pedido por favor que acaben con su vida. 

Todo sucedió cuando se encontraba jugando en el patio de su casa y la garrapata la mordió en la espalda. La herida se fue haciendo más grande poco a poco, hasta llegar a tener el tamaño de una mano. 

Los dolores que padece son crónicos e incurables, ya que los médicos no logran conocer la enfermedad que tiene. La joven tiene la cara paralizada, convulsiones y la mantienen conectada a una máquina de oxígeno. Su familia y amigos, sin embargo, quieren recaudar fondos para que investiguen su caso.