Compartir

La Policía Nacional ha detenido este martes a cinco jóvenes, dos de ellos menores de edad, como los responsables de entrar en una de las salas de los Cines Loranca de Fuenlabrada (Madrid) en plena proyección y causar el pánico entre los espectadores al gritar “¡Alá es grande!”, además de aparecer encapuchados y lanzando petardos.

Según publica 'Cadena ser', la sala, que se encontraba casi llena debido a la Fiesta del Cine', proyectaba, a eso de las 10 de la noche, la película 'Infiltrados en Miami, se vació rápidamente por el caos provocado, obligando a que algunos de los asistentes tuvieran que ser atendidos por los servicios de emergencia.

Según el gerente del centro comercial Loranca, los detenidos, a los que se les imputa un delito de desórdenes públicos, eran conocidos por los vigilantes de seguridad, ya que se encargaban, habitualmente, de crear problemas en el recinto: molestar a clientes, hurtos en los propios locales e incluso robos con intimidación.