Compartir

El incendio desatado en el cementerio de neumáticos de Seseña en la madrugada del jueves al viernes ha arrasado ya más de un 80% de las 11,4 hectáreas que ocupa el vertedero y obligó durante la tarde del viernes a desalojar a los vecinos de las zonas cercanas con el fin de evitar riesgo. 

Sin embargo, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha declarado durante la mañana de este sábado la desactivación del nivel de gravedad 2 del Plan Territorial de Emergencia de Castilla-La Mancha (Platecam) y la activación del nivel 1, ya que aseguran que el fuego está controlado y que el riesgo de intoxicación para la población se ha reducido

Además, como consecuencia de la disminución del riesgo para los vecinos de la zona, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha levantado también la orden de evacuación de la urbanización El Quiñón, de Seseña, que fue decretada en la tarde de este viernes, por lo que los habitantes de esta zona pueden regresar a sus domicilios. 

En una primera valoración durante la jornada del viernes, la Guardia Civil cree que el origen del incendio pudo ser “intencionado” porque la lluvia y las condiciones meteorológicas de los últimos días hacen muy complicado que el fuego prenda de la manera en que lo ha hecho.

También el alcalde de Seseña, Carlos Velázquez, se ha pronunciado sobre esto y ha señalado que del mismo modo que cuesta mucho sofocar un incendio de neumáticos, también cuesta mucho trabajo que prendan fuego, de ahí que apoye la hipótesis de que las llamas han sido provocadas: “Se veía venir”, ha afirmado.

Por su parte, el consejero de Agricultura de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, ha confirmado que el fuego se extinguirá en los próximos 3 o 4 días si las condiciones meteorológicas son favorables.

El cementerio de neumáticos de Seseña, el más grande de Europa, llevaba tiempo en el punto de mira de autoridades y ciudadanos por la acumulación de miles de toneladas de residuos y neumáticos en toda la parcela afectada ahora por las llamas.