Compartir

Una joven francesa de 19 años retransmite en directo su suicidio a través de internet. La parisina usó la moderna red social, Periscope, para grabarse y suicidarse públicamente. 

Instantes antes de arrojarse a la vía de un tren cercanías de la capital francesa, la chica habló de una posible “agresión” y “violación”. La investigación del suceso está en marcha, el objetivo es averiguar cuáles fueron las causas del suicidio. Es necesario recuperar el teléfono móvil de la francesa para analizar cualquier tipo de información y para recuperar el vídeo.

Los hechos fueron avisados por un usuario que se encontraba conectado en periscope viendo la retransmisión de la chica que posteriormente se suicidó. El usuario avisó a los gendarmes de que la chica no estaba bien, pero no fue suficiente como para impedir el suicidio, ya que no consiguieron impedirlo.

El vídeo fue suprimido de Periscope de forma inminente, pero puede verse en YouTube un extracto del mismo. Se puede ver como la joven, sentada en un sillón, advertía: “el vídeo no está hecho para hacer ruido, sino para hacer reaccionar a la gente y abrir mentes”. Posteriormente, después de un silencio de alta duración, se ve una pantalla negra y se oye de fondo las voces de los socorristas que rápidamente se acercaron a ella, pero ya la encontraron muerta.