Compartir

Las atracciones de feria y parques de atracciones cuentan con un amplio historial de fallos que han provocado numerosos víctimas mortales en países como, por ejemplo, España.

La pasada semana, un niño de 6 años llamado Kayson estuvo a punto de sumarse a ese trágico listado. Un vídeo captó las imágenes en las que el pequeño que se había subido a una montaña rusa de un parque de atracciones de Texas (Estados Unidos) y de, repente, su cinturón de seguridad falló y estuvo a punto de caer al vacío y morir trágicamente.

Por fortuna, el padre estuvo rápido y atento y consiguió agarrar al menor hasta que el tiempo de la atracción finalizó. ¡Menudo susto!