viernes, 2 octubre 2020 0:25

El lavado de activos del narcotráfico centra conferencia de la DEA en Perú

Lima, 26 abr (EFE).- Los mecanismos para detectar el lavado de activos procedente del narcotráfico centrarán los debates de la trigésimo tercera Conferencia Internacional para el Control de las Drogas (IDEC, por su sigla en inglés), que se celebra en Lima hasta el próximo jueves.

El encuentro está organizado por la Policía Nacional del Perú (PNP) y la Administración para el Control de Drogas (DEA, por su sigla en inglés) de Estados Unidos, y lleva como lema la “Lucha contra las organizaciones internacionales dedicadas al tráfico ilícito de drogas y lavado de activos. Un desafío global”.

La reunión congrega a alrededor de medio millar de funcionarios especializados en la lucha contra las drogas de 124 países, quienes compartirán experiencias y mecanismos para combatir el narcotráfico y el lavado de activos que genera ese delito.

La conferencia también servirá para que los especialistas analicen los comportamientos y tendencias globales del tráfico ilícito de drogas a nivel mundial.

El primer ministro peruano, Pedro Cateriano, inauguró hoy la cita junto al ministro del Interior, José Luis Pérez Guadalupe, y el embajador de Estados Unidos en Perú, Brian A. Nichols.

Pérez Guadalupe informó que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la PNP detectó en 2015 operaciones de lavado de activos procedentes del tráfico ilícito de drogas por valor de 250 millones de dólares.

El ministro indicó que esa cifra debe ser de “gran preocupación” para los participantes de la reunión, y deseó que el modelo peruano de lucha contra las drogas se comparta en la conferencia.

Agregó que la estrategia de Perú es “una visión integral y multidisciplinaria” que abarca la incautación de estupefacientes, la erradicación de cultivos y la promoción de cultivos alternativos, entre otros.

Pérez Guadalupe dijo que las estrategias nacionales para controlar las drogas “pueden y deben tener matices, pero la colaboración y cooperación internacional deben estar presentes en todas las políticas, ya que no hay ningún país que pueda resolver el por sí solo ese problema”.

Valoró además el apoyo brindado por el Gobierno de Estados Unidos, al que calificó como el “principal socio” de Perú en su estrategia de lucha contra las drogas, al brindar entrenamiento, asistencia técnica, inteligencia y equipamiento a la Policía peruana.

Cateriano también agradeció la cooperación estadounidense para que el Gobierno peruano alcanzara el objetivo de erradicar 36.000 hectáreas de cultivos ilegales de hoja de coca en 2015 y alrededor de 109.000 hectáreas durante todo el mandato del presidente Ollanta Humala, que comenzó en 2011.

Brian A. Nichols indicó que esos cultivos erradicados evitaron la producción de alrededor de 105 toneladas métricas de cocaína, lo que equivaldría en el mercado a unos 1.400 millones de dólares.

El embajador destacó, además, el esfuerzo y la disposición del Gobierno peruano en la lucha contra el tráfico ilícito de drogas.

Entre los expositores de la conferencia está el subsecretario de Estado Adjunto para Asuntos Antinarcóticos de Estados Unidos, William Brownfield; y el Fiscal de la Nación (general) de Perú, Pablo Sánchez.

También participarán el director ejecutivo del proyecto especial de Control y Reducción de Cultivos Ilegales en el Alto Huallaga (Corah), Juan Zárate; y el presidente de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida) de Perú, Alberto Otárola.

La reunión culminará con una puesta en común de las evaluaciones y análisis realizados por cada uno de los siete grupos de trabajo, distribuidos en Europa, Extremo Oriente, Sur y Centro de Asia, Caribe, África, Norte y Centro América y Suramérica, según la procedencia de los asistentes.EFE

fgg/dub/arm/cho