Compartir

La Policía Local de Valls (Tarragona) ha detenido a un vecino de la localidad de 39 años que se ha presentado esta madrugada en la comisaría confesando que acababa de matar a mujer en su vivienda.

Según informa la Agencia EFE, la mujer que ha matado el homicida no sería su pareja sino una prostituta de 47 años que había acudido a su casa a prestar un servicio. Al parecer, el detenido era cliente habitual y tenía una gran relación con la asesinada, ya que además compartían nacionalidad.

Los vecinos aseguran escuchar una fuerte discusión en la vivienda donde ha tenido lugar el asesinato y donde el detenido ha cogido un cuchillo para apuñalar a la prostituta.

Cuando los servicios de emergencias han acudido al lugar de los hechos tras la confesión del detenido no han podido más que confirmar la muerte de la mujer, la cual presentaba evidentes signos de violencia.