Compartir

Quito, 22 abr (EFE).- El presiente ecuatoriano, Rafael Correa, se reunió hoy con su equipo de colaboradores para tomar las medidas necesarias con vistas a atender, recuperar y reconstruir las zonas afectadas por el terremoto de 7,8 grados de magnitud en la escala abierta de Richter, que el pasado sábado sacudió la costa norte del país y causó 602 muertos y 12.492 heridos.

El mandatario encabezó una reunión de “gabinete ampliado”, con todos los ministros, secretarios y directores de instituciones del Estado para, entre otras cosas, articular los esfuerzos de todas las instituciones públicas para atender la emergencia.

El encuentro se extendió durante la noche y se celebró en el Palacio de Gobierno, en el casco colonial de Quito, adonde Correa llegó tras un recorrido por varias zonas afectadas por el terremoto en las provincias costeras de Manabí y Esmeraldas, las más golpeadas por la sacudida.

El mandatario visitó en la mañana y en la tarde las localidades de Bahía de Caráquez, San Vicente, Jama y Pedernales, en Manabí.

Durante su recorrido, conversó con ciudadanos, visitó un centro de salud y un albergue y recibió explicaciones sobre la marcha de los trabajos de recuperación que se llevan a cabo en la provincia.

En un recorrido por la devasta Pedernales, Correa adelantó que el próximo domingo visitará Ecuador el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y que el martes lo hará el boliviano Evo Morales, ambos para expresar directamente la solidaridad de sus naciones.

En declaraciones a medios locales, el gobernante se refirió a algunas de las medidas económicas que se adoptarán para sufragar los costos del desastre y dijo que, además de las ya anunciadas, también se trabaja en acciones de reestructuración de crédito y condonación de intereses, así como de apoyo a la recuperación productiva.

Justamente, la Asamblea Nacional (Parlamento) recibió hoy el proyecto de Ley Solidaria y de Corresponsabilidad Ciudadana por las Afectaciones del Terremoto, que tiene el carácter de urgente en materia económica, y que crea mecanismos de financiación para atender, ayudar y reconstruir las provincias afectadas.

En el documento, remitido por el Ejecutivo, se estima que la reconstrucción tardará de 2 a 3 años y que representará entre 2.000 y 3.000 millones de dólares, lo que “obliga a tomar fuertes decisiones políticas para la obtención de recursos económicos”.

La propuesta normativa eleva del 12 al 14 por ciento el Impuesto al Valor Agregado (IVA) por un periodo máximo de un año, que se aplicará en todo el país, aunque en las zonas afectadas el Estado devolverá a los consumidores el importe por los dos puntos porcentuales de incremento del tributo.

También dispone la contribución de un día de sueldo por un solo mes a los trabajadores que ganen más de 1.000 dólares mensuales, aunque una tabla establece que quienes ganen 2.000 dólares aportarán un día de salario por dos meses, y así progresivamente hasta quienes ganen más de 5.000 dólares.

También prevé la contribución del 0,9 por ciento a personas naturales que tengan un patrimonio mayor a un millón de dólares.

En la reunión del “gabinete ampliado” también se analizarán asuntos relacionados con las contribuciones y fondos de contingencia que ha recibido Ecuador tras el terremoto del sábado.

El ministro coordinador de la Producción, Vinicio Alvarado, señaló a periodistas que ya está en activo un plan de reactivación productiva en las zonas afectadas, que implica, entre otras cosas, el funcionamiento de tiendas de alimentos y farmacias bajo resguardo de agentes de seguridad.

Alvarado señaló que el próximo lunes mantendrá una reunión con empresarios para recibir ideas sobre la reconstrucción de la infraestructura de negocios en Manabí y el sur de Esmeraldas.

Por su parte, el canciller ecuatoriano, Guillaume Long, destacó la ayudad humanitaria internacional que ha recibido su país y señaló que hoy llegaron grandes aviones de Rusia y Estados Unidos con cargamento para atender la emergencia.

A Ecuador “está llegando todo, todo el tiempo” desde la comunidad internacional para apoyar en la emergencia, agregó el Canciller, que incluso mencionó la posibilidad de que con algunos países, como España e Italia, se converse sobre una eventual condonación de deudas.

El presidente Correa tiene previsto intervenir mañana en su habitual informe por radio y televisión de los sábados, que se emitirá desde el centro de atención de emergencias ECU 911 en Quito. EFE

fa/jsm/ics