Compartir

París, 22 abr (EFE).- Un olvido de los pilotos españoles del avión de la aerolínea Air Algérie, operado por la española Swiftair, fue el origen del accidente del aparato el 24 de julio de 2014 en Mali, que costó la vida a 116 personas, indicaron hoy los investigadores.

En su informe final sobre la tragedia, los peritos de la Oficina de Investigación y Análisis (BEA) francesa, encargados de las pesquisas por las autoridades malienses, confirmaron los motivos del accidente adelantados en su informe preliminar de abril de 2015.

“El análisis de los datos disponibles indica que la tripulación no activó” el sistema de descongelación de las sondas de presión, situadas en la parte delantera del avión, lo que se tradujo en el envío de información errónea al piloto automático, concluyen los investigadores

El avión, un MD83, había despegado sin problemas del aeropuerto de Uagadugu con destino a Argel, con pasajeros de trece nacionalidades y los seis miembros de la tripulación, todos ellos españoles.

Cuando alcanzó los 9.500 metros de altitud los tripulantes activaron el piloto automático.

Pero como no habían activado el sistema de descongelación, éste recibió informaciones erróneas de las sondas de presión, lo que le llevó a disminuir la velocidad del aparato.

Para mantener la altitud, el piloto automático elevó el morro del avión, lo que provocó que éste dejara de planear y descendiera bruscamente.

Los pilotos tomaron el mando del aparato 20 segundos después de que comenzara la caída libre y el avión se inclinó hacia la izquierda hasta que se estrelló.

“Los parámetros indican que no hubo maniobra de recuperación” de la caída libre “por parte de la tripulación” y que “el avión se estrelló contra el suelo a una gran velocidad”, señala el informe final.

Los investigadores no han podido contar con los datos de las cajas negras que graban las conversaciones de la cabina puesto que su estado era malo, por lo que “no han podido evaluar la experiencia de los pilotos” en este tipo de incidentes.

El BEA señaló que en el pasado se habían registrado dos situaciones similares sin que en ninguno de esos dos casos el avión se estrellara gracias a la reacción de los pilotos. EFE