Compartir

Madrid, 22 abr (EFE).- El ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, ha dicho hoy que su departamento sigue trabajando en el caso de Maloma Morales y que confía en que la joven española de origen saharaui “recupere su completa libertad de movimientos y pueda regresar a España cuando lo desee”.

García-Margallo ha hecho esta declaración a los periodistas tras reunirse en el Palacio de Santa Cruz, sede del Ministerio, con los padres sevillanos adoptivos de Maloma y su pareja.

El ministro ha confirmado que Maloma Morales, la joven española de origen saharaui que se encuentra retenida por su familia biológica desde el 12 de diciembre cuando se disponía a regresar a España tras una breve estancia, ha llegado hoy a Rabuni, la capital administrativa del Sahara Occidental, en los campamentos de Tinduf.

Ha explicado que el Ministerio de Exteriores ha realizado y sigue realizando gestiones “al más alto nivel” para trasladar al Frente Polisario el “máximo interés” de España por “una solución rápida y favorable de la situación de la joven española”.

Acompañado por los familiares de Maloma, el jefe de la diplomacia española ha explicado que desde que se conoció el caso, su departamento ha llevado a cabo gestiones con representantes del Frente Polisario (tanto en Madrid como en Argel) y con otras autoridades “a altísimo nivel” para lograr una pronta solución.

La Dirección General de Españoles en el Exterior y de Asuntos Consulares y Migratorios y el Consulado General de España en Argel, ha destacado García-Margallo, han permanecido en contacto, casi a diario, con el padre adoptivo y la pareja de Maloma.

En este sentido, el ministro ha subrayado la intervención del secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki moon, con quien se entrevistó el 1 de marzo antes de su visita a la región.

“El secretario general del Frente Polisario, Abdel Aziz, respondió que el Polisario era contrario a la retención de personas”, ha recordado García-Margallo.

“Entendemos el drama de esta familia y compartimos su preocupación. Por eso hemos realizado y seguimos realizando gestiones al más alto nivel para trasladar al Frente Polisario nuestro máximo interés por una solución rápida y favorable de la situación de la joven española”, ha añadido.

Ha asegurado que confía en “una solución pronta para satisfacción de todos, en que Maloma recupere su completa libertad de movimientos y pueda regresar a España cuando lo desee”.

En este sentido, ha destacado que la Embajada de España en Argel sigue estando “muy pendiente” de este tema.

Ismael Arregui, la pareja de Maloma, ha agradecido al Gobierno y en concreto al Ministerio de Exteriores el trabajo realizado y ha señalado que llevaban mucho tiempo “esperando este momento”.

“Es un pasito, pero queda mucho trabajo por delante”, ha dicho, antes de pedir “precaución y tranquilidad” para que el caso se resuelva “lo antes posible”.

La joven vecina de Mairena del Aljarafe (Sevilla), presuntamente secuestrada por su familia biológica en el Sahara, fue liberada la pasada madrugada, según informaron a Efe fuentes de su familia española.

Según estas fuentes, la joven ha sido liberada tras una intervención policial en un lugar del Sahara Occidental que no ha sido precisado.

Maloma, de 22 años, lleva en contacto con su familia hoy adoptiva de Mairena del Aljarafe desde los 7 años, y a partir de los 12 iniciaron un proceso con la familia biológica para que la niña viviese con ellos, hasta que al cumplir los 18 ella decidió quedarse en esa localidad sevillana y empezaron el proceso de adopción.

Tras muchos años sin viajar al Sahara ni ver a su familia biológica, el 5 de diciembre viajó a los campamentos y el 12, cuando iba a volver, perdieron contacto con ella.

Desde ese día se han podido comunicar por teléfono, pero no tenían noticia de su paradero desde el pasado 25 de diciembre. EFE

bal/emc