Compartir

Palma, 21 abr (EFE).- El tribunal que juzga el caso Nóos ha acordado hoy aplazar a la sentencia cualquier pronunciamiento sobre la petición formulada ayer por la defensa de Diego Torres, que pidió la expulsión de Manos Limpias como acusación popular por tener “intereses espurios”, por lo que el sindicato seguirá en la causa.

Después de que Torres, con la adhesión de la defensa de Iñaki Urdangarin, pidiera la expulsión de Manos Limpias, por la investigación que realiza la Audiencia Nacional de la cúpula del sindicato por presunta extorsión, el tribunal ha recordado que ya se pronunció sobre la legitimidad de Manos Limpias en el auto del 29 de enero en el que resolvió las cuestiones previas.

“El tribunal considera que no hay trámite procesal para emitir un pronunciamiento anticipado acerca de la pretensión postulada por la defensa del señor Torres a la que se adhirieron otras partes y difiere cualquier decisión al respeto a sentencia, que es la resolución con la que terminará el presente procedimiento”, ha asegurado hoy la presidenta del tribunal, Samantha Romero.

El abogado de Torres, Manuel González Peeters, ha formulado protesta por la decisión del tribunal y las defensas de los seis exaltos cargos valencianos se han adherido a la misma.

González Peeters ha reiterado su solicitud y para fundamentarla ha mencionado un auto de la sección décima de la Audiencia de Barcelona, del 23 de marzo de 2015, que considera “ilustrativo” para este caso.

El letrado ha admitido que el tribunal ya acordó la legitimidad de Manos Limpias para acusar en este proceso pero ha puntualizado que “se ha producido una novedad que en esas fechas no estaba prevista, en consecuencia de ahí la oportunidad de formular la petición”, ha dicho sobre el ingreso en prisión provisional de los líderes del sindicato y Ausbanc por presunta extorsión.

El juez Santiago Pedraz ordenó prisión incondicional y sin fianza para los líderes de Manos Limpias, Miguel Bernad, y de Ausbanc, Luis Pineda, acusados de chantajear a cambio de retirar acusaciones en cuatro causas judiciales, entre ellas la de la infanta Cristina en Nóos, donde pidieron 3 millones de euros.

Sobre la petición del fiscal Anticorrupción, Pedro Horrach, de que se incorpore al caso Nóos lo actuado en la Audiencia Nacional, el tribunal estima que no ha lugar a incorporar ningún testimonio porque no ha quedado acreditado que las partes no hayan podido acceder a esa información por su cuenta.

Según la magistrada, el auxilio judicial solo está justificado en los supuestos en los que la parte acredite una imposibilidad manifiesta para que se efectúe la incorporación a una causa de los testimonios que ha pedido.

El fiscal ha anunciado que solicitará información y la aportará al proceso si es posible. “Una vez realizada la aportación, realizaremos la valoración que consideremos pertinente”, ha asegurado. EFE