martes, 29 septiembre 2020 0:51

Gobierno cifra en 443 muertos, 4.027 heridos y 231 desaparecidos en terremoto

Quito, 19 abr (EFE).- El Ministro de Defensa de Ecuador, Ricardo Patiño, dijo hoy que son 443 los muertos y 4.027 los heridos a causa del terremoto ocurrido el sábado noroeste del país, y cifró en 231 el número de desaparecidos tras la catástrofe.

Previamente, el viceministro del Interior, Diego Fuentes, había señalado que las víctimas mortales contabilizadas son ya 480.

“Estamos seguros (de) que esa cifra seguirá aumentando” porque “vamos a encontrar, con seguridad, mas cadáveres”, comentó el titular de Defensa.

Indicó que se ha establecido un sistema de suministro de agua, alimentos y otros artículos en las Unidades de Policía Comunitaria (UPC) de las áreas afectadas, a las que deberán acudir quienes necesiten abastecerse.

Los responsables policiales, que deberán encargarse de la seguridad de la distribución, contarán con apoyo de diez militares en cada una de las UPCs.

También se suministrará agua desde tanques que abastecerán las casas de los damnificados, señaló.

Según Patiño, unas sesenta horas después del terremoto se ha conseguido la normalización del servicio de electricidad “prácticamente en toda la zona devastada”, excepto en Manta, donde parte del tendido eléctrico está en el suelo y el restablecimiento del suministro podría implicar riesgo de descargas eléctricas para las personas.

En cuanto a la seguridad, indicó que existe un despliegue de 10.000 militares y mas de 6.000 policías en las zonas castigadas por el terremoto.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, valoró hoy en unos 3.000 millones de dólares las pérdidas como consecuencia del terremoto del sábado, uno de los más fuertes en la historia del país andino, informó la agencia pública Andes.

En las zonas más afectadas por el terremoto de magnitud 7,8 en la escala de Richter continúa la búsqueda de personas entre los escombros.

El terremoto se produjo a las 18.58 hora local del sábado (23.58 GMT), entre los balnearios costeros de Cojimíes y de Pedernales, en la provincia de Manabí y colindante con la vecina Esmeraldas.

Tras el desastre, el Gobierno ecuatoriano declaró el estado de emergencia en las provincias de Esmeraldas, Manabí, Guayas, Santo Domingo de los Tsáchilas, Los Ríos y Santa Elena, así como el estado de excepción en todo el territorio nacional. EFE