Compartir

(Actualiza con otra víctima)

Júlia Talarn Rabascall

Santiago de Chile, 18 abr (EFE).- Poco a poco Chile empezó el lunes a volver a la normalidad tras un intenso temporal que durante los últimos dos días azotó el centro y sur del país y causó tres muertos y nueve desaparecidos, además de dejar a millones de personas sin suministro de agua y luz.

La cifra de fallecidos aumentó a tres tras el hallazgo del cuerpo de Mónica Jibaja Urrea, de 42 años, una de las tres personas que permanecían desaparecidas en el sector de El Melocotón, en la región metropolitana de Santiago, según la página electrónica de Radio Cooperativa.

La víctima fue hallada por equipos de búsqueda que rastreaban el caudal en la ribera, declaró el subprefecto de la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones, José Ortiz.

Santiago, donde este domingo fue decretado estado de emergencia por las intensas lluvias e inundaciones, vivió hoy una complicada jornada por el corte parcial del suministro eléctrico y de agua y la interrupción de algunas importantes arterias de la ciudad, de siete millones de habitantes.

Los aguaceros dejaron también nueve desaparecidos y 359 damnificados, según la Oficina Nacional de Emergencias (Onemi).

Asimismo, 21 personas siguen albergadas y 429 permanecen aisladas en distintos puntos de las regiones de O'Higgins, Metropolitana y Valparaíso, agregó el organismo estatal.

Un alud se cobró este domingo la vida de Dina Luisa Alcalde Chávez, de 46 años, y de Carlos Saavedra Peña, de 63, en la localidad de San José de Maipo, una zona precordillerana situada a 57 kilómetros al sureste de Santiago, donde continúa la búsqueda de personas desaparecidas.

Se busca también a otros dos desaparecidos que fueron arrastrados por un aluvión mientras dormían en una casa aledaña a un estero que desemboca en el río Maipo.

Un helicóptero del Ejército voló hoy en dirección al centro recreativo Termas del Flaco, en la región de O'Higgins, donde se estima que hay al menos siete desaparecidos y permanecen aisladas alrededor de 200 personas.

Algunos barrios de la capital chilena despertaron este lunes cubiertos de barro después de que el río Mapocho, que cruza la ciudad se desbordara a causa de unos trabajos de infraestructuras que estaba realizando la empresa concesionaria de la autopista urbana Costanera Norte.

Ello provocó inundaciones en subterráneos, locales y comercios del barrio de Providencia cuyos dueños estudian emprender acciones legales contra quienes resulten culpables del desborde.

El Gobierno responsabilizó a la empresa encargada de las obras viales en la autovía por las inundaciones inesperadas de la avenida Andrés Bello y otras calles cercanas, en las que hay grandes centros y galerías comerciales, tiendas por departamentos, teatros y restaurantes.

“El agua entró en uno de los túneles de construcción y salió por la boca del túnel”, dijo el ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga.

Unas palabras que entroncaron con lo señalado por el ministro de Interior, Jorge Burgos, quien descartó que el desborde del río estuviera solamente relacionado con las lluvias.

“Lo ocurrido no fue por efecto de la naturaleza, ojo, sino por la imprevisión, a mi juicio, de la empresa que está desarrollando los trabajos”, agregó.

El ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes, anunció hoy ayudas para los comerciales y emprendedores que se hayan visto damnificados por el temporal de lluvias.

“Implementaremos todas las acciones que correspondan para ayudar a quienes se han visto afectados, en particular a las pymes y a los comerciantes que se han visto complicados por esta situación”, señaló la autoridad en declaraciones a los medios tras la reunión del Comité Político que se celebra todos los lunes.

Céspedes recalcó que la situación ocasionada se puede atribuir a un tercero, motivo por el cual el Gobierno facilitará todos los instrumentos que permitan volver a poner de nuevo las empresas en funcionamiento e informará sobre las demandas que puedan presentarse.

La empresa Aguas Andinas informó hoy de que se están restituyendo los servicios de agua, que habían sido cortados a causa de la extrema turbiedad del río Mapocho.

La reposición gradual del servicio está a punto de finalizar puesto que, según la empresa, el servicio ha sido restaurado en el 99,7 % de los hogares afectados.

La Dirección Meteorológica de Chile anunció hoy que un nuevo sistema frontal afectará a la zona central el próximo fin de semana. EFE

jtr-mc/mmg

(foto)(audio)(vídeo)