Compartir

Jerusalén, 18 abr (EFE).- La explosión que se registró hoy en un autobús de Jerusalén se debió a la detonación de un artefacto en la parte posterior del vehículo, informó la Policía tras la investigación preliminar.

“De la verificación de los artificieros de la policía se desprende que estalló un artefacto en la parte posterior del autobús que provocó heridas a la gente y el incendio en el autobús”, dice un comunicado de la policía.

La nota no hace ninguna mención a los presuntos autores del ataque, que dejó un balance de 21 heridos, dos de ellos graves. EFE