Compartir

Buenos Aires, 16 abr (EFE).- El festival de música electrónica Time Warp, que comenzó este viernes en Buenos Aires, se saldó hoy con la muerte de al menos cinco jóvenes, la hospitalización de otros cinco y la clausura del recinto en el que ocurrió la tragedia en circunstancias aún por esclarecer.

Buenos Aires amaneció hoy de luto después de que se conociera que al menos cinco jóvenes de entre 20 y 30 años murieron durante la madrugada y a lo largo de la mañana tras una fiesta en un exclusivo predio de la ciudad por motivos que aún se investigan, aunque las fuentes médicas apuntan al consumo de estupefacientes como la posible causa del incidente.

De las cinco personas fallecidas, todos varones, dos lo hicieron durante la madrugada en el mismo recinto de Costa Salguero en el que transcurrió el festival y tres, en el hospital esta mañana, informó el director del Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME), Alberto Crescenti.

Otros cinco jóvenes permanecen todavía hospitalizados “en estado gravísimo”, con asistencia respiratoria mecánica y los médicos están tratando de “sacarlos del paro”, afirmó Crescenti en declaraciones al canal TN.

Asimismo, hizo hincapié en que llegaron a los centros hospitalarios “prácticamente en coma”, “en condiciones riesgosas”, y afirmó que no respiran por sí mismos.

Los motivos del incidente aún se están investigando pero todo parece apuntar a un posible consumo excesivo de estupefacientes, ya que los pacientes fueron ingresados con alrededor de 42 grados de temperatura y “arritmias cardíacas”.

En este sentido, el titular del SAME aseguró que “hay que esperar a la autopsia” para “determinar qué sustancias consumieron” y “qué mezcla hicieron”.

Por el momento, está descartada la causa de un exceso de aforo ya que, según un comunicado de la Agencia Gubernamental de Control (AGC) del gobierno porteño, hasta las 03.00 hora local (06.00 GMT) habían vendido 10.900 entradas del total de 13.000 que tenían autorizadas.

Una vez conocida la tragedia, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires clausuró preventivamente los pabellones donde se llevó a cabo el evento, reveló la agencia oficial Télam.

Más tarde, el festival, que hoy celebraba su segundo y último día, fue definitivamente cancelado, según informó la página de venta de entradas Multiticket a través de su cuenta en la red social Twitter.

En cuanto al dispositivo de emergencias del que disponía el evento, la AGC confirmó que el lugar contaba con el servicio correspondiente, compuesto por dos ambulancias, cinco médicos, 10 socorristas y un puesto sanitario dentro del predio, organizado por las empresas privadas SEMEC SA y Sec Socorrismo.

Ignacio, uno de los asistentes al evento, aseguró a TN que el lugar estaba “lleno” de droga y dijo haber visto a un chico convulsionar durante 15 minutos en el suelo.

En este sentido, denunció que no se hizo “nada” para ayudar al joven que, a su juicio, “se estaba muriendo”, por lo que su grupo de amigos tuvo que trasladarlo a la enfermería.

Crescenti también opinó sobre los dispositivos médicos con los que contaba el predio y apuntó que al ser un evento privado, había ambulancias privadas de cobertura, pero, finalmente “cuando se descontroló, hubo que llamar al SAME”.

Los incidentes se produjeron en el marco del festival de música electrónica Time Warp, de origen alemán, que recorre varios países y que llegó este año por tercera vez a Argentina para celebrarse el viernes 15 y el sábado 16 de abril.

Costa Salguero es un gran centro comercial, situado en el barrio porteño de Palermo e inaugurado en 1994, en el que se celebran diferentes eventos, como espectáculos deportivos, reuniones empresariales o convenciones. EFE

ivc/cmm