Compartir

Guillermo Ximenis

Londres, 13 abr (EFE).- Los grupos a favor y en contra de continuar en la Unión Europea (UE), apoyados respectivamente por el primer ministro británico, David Cameron, y el alcalde de Londres, el también “tory” Boris Johnson, han sido designados hoy de forma oficial para hacer campaña de cara al referéndum del 23 de junio.

Para defender el “brexit”, la Comisión Electoral del Reino Unido se ha decantado en favor de “Vote Leave” (Voto por salir), secundado por Johnson y algunos ministros del gobierno conservador, por delante de “Go Movement”, patrocinado, entre otros, por el líder del eurófobo UKIP, Nigel Farage.

Los dos grupos elegidos tendrán acceso a una subvención pública de 600.000 libras (750.000 euros) y deberán cumplir una normativa económica que establece un techo de gasto para su campaña de 7 millones de libras (8,75 millones de euros).

La designación del grupo por la permanencia estaba decidida de antemano, ya que los partidarios de esa opción, que incluyen a miembros del Partido Conservador, el Partido Laborista, sindicatos y organizaciones empresariales, se han unido en torno a un solo grupo, “The In Campaign”, cuyo lema será “Britain Stronger in Europe” (El Reino Unido, más fuerte en Europa).

El laborista William Straw, hijo del ex ministro de Exteriores Jack Straw, dirige la campaña favorable a mantener los lazos entre Londres y Bruselas, que recibió las felicitaciones de Cameron tras ser designado por la Comisión Electoral.

“Hemos sido nombrados para hacer campaña por la permanencia en el referéndum sobre la UE. Somos más fuertes, estamos más seguros y mejor dentro”, dijo el primer ministro en las redes sociales.

Straw, por su parte, se mostró “encantado porque la Comisión Electoral haya reconocido que “Britain Stronger in Europe” cuenta con el amplio apoyo, el propósito unificado y las estructuras de campaña necesarias de cara al próximo referéndum”.

El organismo que juzgaba qué grupo cuenta con mejores recursos para defender su postura en campaña, otorgó 49 puntos en su hoja de méritos a “Vote Leave”, que goza del apoyo de los ministros de Justicia, Michael Gove, y de Cultura, John Whittingdale, además del de Boris Johnson, mientras que el grupo rival del eurófobo Nigel Farage logró 45 puntos.

Farage, que en las elecciones generales del año pasado sumó cerca de cuatro millones de votos con un mensaje eurófobo y contrario a la inmigración, felicitó al grupo rival por su designación y se mostró dispuesto a colaborar con ellos.

El líder del UKIP dijo que su apoyo al “Go Movement” se basaba en que ese grupo entendía, a sus ojos, “la importancia del problema de la inmigración en este referéndum”.

“Creo que ese punto de vista es el único que puede hacer que el bando partidario de salir (de la UE) gane este referéndum. Está claro que Vote Leave comparte ahora mi visión en este punto”, dijo Farage, que aseguró que trabajará para que el bando contrario a la Unión se mantenga “unido”.

Desde “Leave.EU”, otra de las agrupaciones que brindaba su apoyo a “Go Movement”, su fundador, el empresario Arron Banks, se mostró “descontento” con la decisión de la Comisión Electoral y anunció su intención de pedir una revisión judicial.

Al margen de los grupos oficiales, podrán hacer campaña cualquier individuo u organización con residencia legal en Reino Unido, y solo los que gasten más de 10.000 libras (12.600 euros) tienen obligación de registrarse en la Comisión Electoral.

Los partidos políticos, aunque apoyen a alguno de los movimientos designados, pueden también realizar su propia campaña, con un tope de gasto en función de su proporción del voto en las últimas elecciones generales.

Cuando faltan algo más de dos meses para el referéndum, las encuestas predicen un resultado ajustado.

Una encuesta de la firma YouGov publicada la semana pasada otorga una ventaja de un punto a la opción de permanecer en la UE (39 % contra el 38 %), mientras que un sondeo divulgado el martes por ICM da una ventaja de tres puntos a los partidarios de salir (45 % ante el 42 %). EFE

gx/ad/emm