Compartir

Rabat, 11 abr (EFE).- Un tribunal en Beni Melal, en el centro de Marruecos, dejó hoy en libertad condicional a dos homosexuales que fueron agredidos y exhibidos desnudos en la calle y después procesados por su condición gay.

Según informó a Efe el Colectivo Aswat, defensor de los derechos de los homosexuales en Marruecos, uno de los dos homosexuales fue condenado por el Tribunal de Primera Instancia a tres meses de cárcel, con la pena en suspenso, mientras el segundo, ya condenado en otro juicio a cuatro meses, salió en libertad condicional.

Los hechos que se juzgaban tuvieron lugar en Beni Melal, en el centro del país, a 250 kilómetros de Rabat, el 9 de marzo, cuando un grupo de personas asaltó la vivienda donde se encontraban los dos hombres, les golpeó y sacó desnudos a la calle.

Además, uno de los asaltantes grabó con su teléfono móvil las escenas, que pronto corrieron por las redes, pese a su crudeza.

Uno de los dos homosexuales procesados, que había sido condenado en primera instancia a cuatro meses de cárcel por atentar contra el artículo 489 del Código Penal (“comisión de actos contra natura con individuos del mismo sexo”), fue puesto en libertad condicional en apelación.

Hubo otra vista separada para el segundo, quien negó ante el juez su condición de homosexual, pese a que su abogado defendió el carácter “normal” de la homosexualidad y pidió la anulación del artículo 489 del Código Penal.

Por su parte, tres de los cuatro hombres que habían agredido a los homosexuales en su domicilio y que fueron juzgados junto a su víctima recibieron penas de entre seis meses de cárcel en firme y tres meses en suspenso, mientras que el cuarto fue absuelto.

Durante la audiencia y frente al Tribunal, dos activistas francesas de la organización feminista Femen fueron detenidas al intentar desnudarse en apoyo a los dos homosexuales, y la Wilaya (gobierno civil) anunció su expulsión inmediata por su “intento de llevar a cabo actos que atentan contra las buenas costumbres y la moral pública”.

En paralelo a la acción de Femen tuvo lugar otra concentración, en este caso convocada por los familiares, amigos y partidarios de los agresores, que se manifestaron contra la homosexualidad y la detención de los suyos. EFE