Compartir

Valencia, 7 abr (EFE).- Las nuevas comparecencias testificales solicitadas por Francisco Correa y Pablo Crespo en el juicio por los contratos de la Generalitat con las empresas de Gürtel para el expositor valenciano de Fitur sitúan a ambos al frente de las empresas desde las que supuestamente se actuó de forma irregular.

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana ha acogido hoy la primera de las sesiones para la declaración de once testigos a petición de las defensas de Correa y Crespo, acordadas a raíz de la ampliación de las conclusiones de la fiscal, que reclama condenas por asociación ilícita para los responsables de las empresas de la trama.

En sus declaraciones, tres exempleados y excolaboradores de este grupo de empresas han explicado que Francisco Correa era el máximo responsable y que Pablo Crespo era su “hombre de confianza” y el encargado de la gestión.

Al inicio de la sesión, la presidenta de la sala (y del tribunal), Pilar de la Oliva, ha advertido a las partes que sólo admitiría preguntas relacionadas con la nueva acusación, indicación que ha mantenido con firmeza y que ha propiciado la celeridad de las declaraciones.

De hecho, la vista se ha tenido que interrumpir en varias ocasiones porque el siguiente testigo citado todavía no había acudido. EFE