Compartir

El vergonzoso ritual de iniciación de una niña en un campamento de México ha revolucionado las redes sociales. La pequeña Sharon, de siete años, tal y como se puede apreciar en las imágenes, aparece sentada en el suelo mientras que varios compañeros e incluso instructores participan en esa novatada en la que le llegan a tirar refresco por encima.

En el vídeo se aprecia como varios adultos se congratulan del ritual e incluso animan a otros niños a sumarse a la novatada. “Dale, Emiliano”, grita uno de ellos mientras la niña llora desconsoladamente sin que nadie la ayude.

En las redes sociales, Sharon ha sido bautizada como #LadyBulling, una campaña de protesta que ha provocado que la Procuraduría de Protección de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes investigue el caso y al Club de Castores por el “indignante” caso de bullying que sufrió la niña sin que nadie saliera a su rescate.