Compartir

(Actualiza la CN3010 con los nombres de los tres fallecidos)

Madrid, 30 mar (EFE).- Tres jóvenes de entre 22 y 27 años han fallecido al estrellarse una avioneta Cessna 172 en la localidad madrileña de Perales de Tajuña por causas que se investigan, ya que según algunos testigos, la nave perdió un ala antes de precipitarse hacia el suelo.

Los tres fallecidos, nacidos en Barcelona, son Andrés López Revuelta, Joan Serra Lloveras y Marc Campos Recasens.

El accidente ha ocurrido sobre las dos de la tarde en las afueras de Perales de Tajuña -localidad ubicada a 38 kilómetros al sureste de la capital-, cerca ya del límite con Valdilecha, donde la avioneta, que había despegado de Sabadell (Barcelona) y se dirigía al aeródromo de Cuatro Vientos, se ha precipitado contra un árbol y ha ardido, han informado fuentes de la investigación.

Tras unas dificultosas labores de rescate por el estado en que ha quedado la avioneta tras el accidente (el tercero de estas características registrado este año en España), los Bomberos de la Comunidad de Madrid han recuperado los cadáveres de estos tres vecinos de Barcelona, que han sido trasladados al Instituto Anatómico forense, según fuentes de la investigación.

Los tres jóvenes, el piloto de 27 años y dos acompañantes de 22, eran socios del Aeroclub Barcelona-Sabadell, cuyo presidente, Pere-Joan Nogueroles, ha explicado que todos ellos tenían experiencia de vuelo, contaban con licencia privada y estudiaban para ser pilotos profesionales, aunque este era un viaje por placer, no en prácticas.

“Los tres fallecidos eran muy jóvenes, quien pilotaba tenía 27 años y unas 250 horas de vuelo”, ha explicado Pere-Joan Nogueroles, quien ha precisado los socios del aeroclub disponen de una flota de 50 aviones que pueden usar para este tipo de vuelos.

El aparato había partido a las 11:21 horas del Aeropuerto de Sabadell y el vuelo tenía una duración estimada de 3 horas. En el momento del accidente se encontraba a 25 minutos de su destino, Cuatro Vientos.

El aparato accidentado es un Cessna 172R, que dispone de 4 plazas, 160 caballos de potencia y 5 horas de autonomía, con una velocidad de crucero de 110 nudos y un techo operativo de 4.000 metros de altura.

La alcaldesa de Perales de Tajuña, Yolanda Cuenca, ha explicado a Efe que la “catástrofe” se ha producido en un olivar ubicado cerca de una cantera y colindante con Valdilecha.

Un testigo ha relatado que el vuelo discurría aparentemente con normalidad, pero que se ha caído un ala del aparato y, desde ese momento, se ha precipitado en picado hasta que ha colisionado con un olivo.

La alcaldesa, quien ha manifestado el pesar y las condolencias en nombre del Ayuntamiento y los vecinos de la localidad, ha añadido que, según los testigos, el choque ha sido “brutal” y el aparato ha quedado destrozado, con los restos muy desperdigados por el olivar.

Ha precisado que la Guardia Civil tiene unas dependencias a unos 500 metros de donde se ha producido el accidente, pero éste se ha desencadenado muy rápido y no han podido hacer nada.

La Policía Judicial de la Guardia Civil y Aviación Civil tratan de aclarar las causas de este accidente, cuya investigación está en manos del juzgado de la localidad madrileña de Arganda del Rey. EFE

del/pgm-so/agc/plv

1011365