Compartir

Jaén, 30 mar (EFE).- El edil de Jaén en Común (JeC) Andrés Bódalo ha sido detenido y llevado a la comisaría antes de ser trasladado a prisión para cumplir la condena de la Audiencia Provincial de Jaén de tres años y medio por agredir a un edil del PSOE de Jódar (Jaén) en 2012 en una protesta del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT).

A las 10:40 horas, los agentes le han trasladado a la comisaría de Jaén entre los gritos de sus compañeros de “Andrés libertad” y cantando el himno de Andalucía, y también ha habido algunos gritos en contra del Partido Socialista.

Poco antes de las 9:30 horas, dos agentes se han acercado donde el concejal estaba desayunando y le han comunicado que iban a detenerlo, tras pasar la noche en una campada constituida ayer tras una concentración pidiendo su libertad en la Plaza Portillo de San Jerónimo, a las puertas de la sede del SAT en Jaén.

Tras la comunicación, el edil de JeC ha pedido a los agentes una hora para despedirse de sus familiares, ocho hermanos que llegaban de Jódar, y su hija, que había ido a llevar al colegio a su hijo y a otro hijo del concejal, momentos que aprovechó también para hablar con la prensa.

Transcurrido el tiempo, en el que el concejal estuvo en la sede del SAT, fue apremiado por los agentes para salir, lo que hizo tras unos cinco minutos.

A su salida de la sede sindical, Bódalo, muy emocionado y que rompió a llorar, fue abrazado por su pareja, familiares y simpatizantes, entre ellos por el exdirigente del SAT Diego Cañamero y, sin ofrecer resistencia, fue introducido en un coche de la Policía Nacional mientras le despedían en la plaza unas cien personas enarbolando pancartas y banderas.

En una improvisada rueda de prensa, Bódalo ha reiterado su inocencia y ha señalado que acatará la sentencia “injusta”, ya que en los cuarenta años de lucha del SAT ha asegurado que no ha habido ningún acto violento.

Bódalo ya defendió su inocencia ayer en un concentración en la que fue apoyado por el alcalde de Marinaleda (Sevilla), Juan Manuel Sánchez Gordillo; Diego Cañamero, o la secretaria general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, que insistió en lo desproporcionado de la condena.

Junto al concejal, esta noche han estado acampados en una decena de tiendas de campaña algunos de sus familiares y unas cuarenta personas, entre ellos Cañamero y el actual dirigente nacional del SAT, Oscar Reyes. EFE

1010305

abs/fs/mcm