Compartir

Un transeúnte que caminaba por las calles de Pakistán sufrió el pasado fin de semana un incidente que fue captado por varias personas que estaban de compras en una zona comercial muy concurrida.

En concreto, el teléfono móvil del individuo explota en su bolsillo, algo que provoca que empiece a arder todo su cuerpo. Tal y como se puede apreciar en las imágenes, el hombre, preso del pánico, empieza a correr en todas direcciones, llegando a chocar con varias personas que huyen con miedo pensando que pueda tratarse de un terrorista.

Después de unos segundos de descontrol, varias personas acuden a su rescate. En primer lugar, un hombre le golpea con una prenda de ropa, algo que no evita que las llamas se extiendan por su cuerpo. Finalmente, alguien aparece con varios cubos de agua y apagan la antorcha 'humana' en la que se había convertido.

El hombre fue trasladado a urgencias donde fue atendido con quemaduras de gravedad aunque afortunadamente pudo sobrevivir. Los bomberos recomiendan en estos casos tirarse al suelo y rodar sobre este para apagar las llamas.