Compartir

Madrid, 17 mar (EFE).- La Policía ha detenido a siete personas por su implicación en la reyerta entre bandas latinas del pasado día 5 en el centro de Madrid, entre ellas al presunto autor de la muerte de un menor de 15 años: otro menor dominicano que había huido a Santander tras los hechos.

La Jefatura Superior de Policía de Madrid ha confirmado la detención, entre el lunes y el martes, de siete miembros de la banda latina Dominican Don't Play -cinco de ellos está confirmado que pertenecen a la banda y en dos casos se está comprobando- por la agresión que sufrieron varios miembros del grupo rival Trinitarios en las inmediaciones de la Puerta del Sol.

La noche del día 5 un grupo de jóvenes DDP se toparon con cinco trinitarios en un establecimiento de comida rápida de la calle Arenal de Madrid, muy cerca de la Puerta del Sol.

En ese momento comenzaron los primeros ataques, amenazas e intentos de agresión con armas blancas. Los agredidos huyeron del lugar, pero fueron perseguidos y finalmente coincidieron en la salida del suburbano de la estación de Sol que da a la calle Preciados, ha detallado hoy la Policía.

Allí se perpetraron las agresiones más graves, con un joven mayor de edad con varias puñaladas en el vientre, otro con heridas en una mano y un menor de 15 años fallecido de una certera puñalada en el corazón.

La Policía comenzó una intensa investigación y, a pesar de lo complicado que es avanzar en estas pesquisas “por la nula colaboración de los testigos, algo habitual en las pandillas”, esta semana localizó y detuvo a los siete principales implicados, según ha relatado el inspector jefe de bandas latinas de la Jefatura Superior de Policía, Ricardo Gabaldón.

En una primera fase de la operación, llevada a cabo el lunes, se detuvo a un joven de origen dominicano, miembro reconocido de los DDP, como autor de la puñalada que dejó grave a uno de sus rivales.

Ya el martes, en una segunda fase, los agentes se trasladaron a Santander para detener al supuesto autor material del homicidio: un menor de 17 años de los DDP que había huido allí porque tiene familia.

Ese mismo día se detuvo al resto, todos ellos integrantes probados de los Dominican Don't Play, excepto dos. Cuentan con antecedentes por delitos como robo con violencia, organización criminal, tenencia ilícita de armas y hurto.

La investigación ha confirmado que los agredidos eran miembros de los Trinitarios, aunque a los investigadores no les consta que el menor fallecido perteneciera a alguna banda latina.

El juez de Instrucción 43 de Madrid ha acordado hoy prisión provisional comunicada y sin fianza para los dos mayores de edad arrestados, mientras que los menores pasaron a disposición de la Fiscalía correspondiente.

Mientas, la Policía mantiene abierta la operación Saeta y prevé detener próximamente a más personas relacionadas con la reyerta, según ha avanzado Gabaldón, que no ha podido dar detalles sobre la investigación porque está bajo secreto de sumario.

Sobre un posible repunte de las bandas latinas en Madrid y la posibilidad de que haya nuevos altercados, el mando policial ha dicho que “siempre cabe esa posibilidad”, pero en la práctica no se materializa porque, aunque se retan en redes sociales, luego no quedan para agredirse.

De hecho la reyerta del día 5 fue fruto de un encuentro casual y el último homicidio por peleas entre bandas había sido en febrero de 2013, ha recordado. EFE