lunes, 28 septiembre 2020 7:22

Prosigue búsqueda de desaparecidos hallar 17 cadáveres en una mina venezolana

Nélida Fernández

Caracas, 15 mar (EFE).- El hallazgo de 17 cuerpos tiroteados en una mina del sureste de Venezuela llamada Nuevo Callao ha llevado a las fuerzas de seguridad a remover el área ante la posibilidad de que otras personas dadas por desaparecidas sean encontradas bajo las mismas circunstancias.

Mientras tanto, opositores venezolanos, incluyendo una comisión parlamentaria, han señalado la necesidad de interpelar al gobernador del estado Bolívar, donde ocurrieron los hechos, Francisco Rangel, por haber calificado de “falsas” las denuncias de los familiares de los mineros que alertaron sobre la desaparición.

El defensor del pueblo de Venezuela, Tareck William Saab, y cabeza de la comisión designada por el jefe de Estado, Nicolás Maduro, para investigar la desaparición de una treintena de mineros, adelantó este martes que las 17 personas cuyos cuerpos fueron hallados en una fosa murieron tiroteadas.

“No se descarta que pudiésemos encontrar otra fosa común, no se descarta, y por eso todavía sigue la búsqueda, ya no en la mina Nuevo Callao, sino en otro lugar”, dijo este martes Saab.

Además, se pudo conocer que entre tres y seis de los cuerpos hallados corresponden a los mineros que fueron denunciados como desaparecidos por sus familiares el pasado 4 marzo cuando denunciaron que 28 personas estaban en paradero desconocido.

Otro detalle aportado este martes por Saab tiene que ver con el hecho de que dos de esos 17 cuerpos corresponden a mujeres.

La comisión que encabeza Saab se trasladó hoy la localidad de Tumeremo, donde habitaban los desaparecidos, y se reunió con 32 familiares.

El defensor indicó que en este momento se lleva a cabo la identificación de los restos y la comparación con los datos aportados por los parientes de los desaparecidos.

Por su parte, el diputado opositor Américo De Grazia informó hoy de que el Parlamento venezolano interpelará al gobernador de Bolívar, el chavista Francisco Rangel, por las declaraciones en las que descalificó las denuncias de los familiares de los desaparecidos.

“En principio (vamos a) interpelarlo para que él dé razones del porqué, (…) de todo lo que él ha venido diciendo a lo largo de estos once días que ha durado el capítulo de esta tragedia de los mineros de Tumeremo”, dijo De Grazia.

El opositor, que preside una comisión parlamentaria encargada de investigar lo sucedido en Tumeremo, espera que el gobernador dé detalles de por qué calificó de “falsas” las denuncias de un grupo de familiares que reportaron la desaparición de sus parientes, que resultaron muertos.

Con anterioridad, la exdiputada y líder del movimiento opositor Vente Venezuela, María Corina Machado, dijo que el gobernador de Bolívar debe renunciar por haber dicho que era “absolutamente falsa” la denuncia del asesinato y desaparición de los mineros.

La opositora agregó en la red social Twitter que “no hay excusa” para que Rangel no sea investigado inmediata y penalmente por la titular de la Fiscalía General, Luisa Ortega.

El gobernador Rangel celebró a finales de febrero pasado que el presidente Maduro promulgara un decreto de desarrollo en el estado Bolívar que establece la creación de condiciones para la exploración y explotación de los minerales en la zona minera del Orinoco.

Este lunes la fiscal general informó de la captura de Rosa Saida Gil Salazar, una mujer que según las investigaciones figura como “lugarteniente” de Jamilton Ulloa Suárez, alias “El Topo”, un ecuatoriano residente en Venezuela que las autoridades identificaron como el líder de la banda que cometió los crímenes de los mineros.

Asimismo, se busca a un sujeto apodado “Miguelito” que habría sido quien disparó contra el grupo de mineros dados por desaparecidos, según testigos interrogados por la comisión especial designada por la Presidencia.

Las investigaciones se iniciaron el pasado 4 de marzo, cuando, según relatos de supuestos sobrevivientes difundidos por diputados opositores, un grupo de 28 mineros fue tiroteado por delincuentes que actúan en las minas de oro de Tumeremo.

Saab dijo el lunes, al informar del hallazgo de 14 cuerpos, que el móvil de estos asesinatos “es un control territorial de un lugar muy rico en oro, en diamantes, en minerales”. EFE

nf/mmg