Compartir

Las cámaras de seguridad de la C-31 han captado cómo un taxista ha rechazado auxiliar a un motorista que había tenido un accidente segundos antes de que pasara por allí. Los Mossos d'Esquadra han podido identificar al conductor, que redujo la velocidad para no atropellarlo y que ha sido acusado de un presunto delito de omisión de socorro.

En las imágenes se puede percibir como el taxista esquiva por la derecha al motorista y abandona el lugar de los hechos mientras que el resto de vehículos que circulaban por la vía de circulación de Barcelona sí que frenaron para poder auxiliar a la víctima.

Después de la denuncia, el taxista denunciado, vecino de la Ciudad Condal de 47 años, aseguró que circulaba con pasajeros en aquel momento. Pese a la gravedad del asunto, el conductor solo recibirá una multa.

Desde los Mossos d'Esquadra han pedido que si se presencia un accidente con víctimas, hay que protegerse y señalizar la zona para evitar atropellos que puedan ampliar el número de atropellos.