Compartir

José Luis Moreno se ha vuelto a ver amenazado en su casa. Según publica el diario El Mundo, el empresario salió al paso del asalto de dos ladrones en su mansión en la urbanización Monte Encinas en Boadilla del Monte, y logró ahuyentarlos.

Cuando en 2007 una banda de atracadores del este irrumpió en el chalé de Moreno y le propinaron una brutal paliza, el empresario instaló un sofisticado sistema de seguridad, con un vallado perimetral y sensores de presencia. Fueron estos sensores los que alertaron a Moreno de la entrada de dos extraños en su propiedad en torno a las 22.30 horas de la noche. El empresario salió al jardín y comenzó a gritar a los intrusos, quienes decidieron huir.

En su marcha y con las prisas dejaron dólares, euros y joyas provenientes de un robo anterior en un chalé cercano.

La Guardia Civil desplegó un dispositivo para tratar de localizar a estos dos individuos, dos varones de complexión fuerte y una altura superior a los 1,80, que habían marchado a pie en dirección a la M-516. A pesar de ello no lograron localizarlos. Los agentes creen que los ladrones no sabían a qué domicilio estaban tratando de entrar.

José Luis Moreno sufrió una sonado ataque a su chalé en 2007, y en aquella ocasión fue brutalmente golpeado con un hacha y tuvo que ser ingresado en el hospital. La banda fue detenida al año siguiente, pero un error judicial dejó en libertad a su cabecilla.