miércoles, 23 septiembre 2020 18:59

G.Civil y Policía confirman en el juicio la presencia de la Camorra en España

San Fernando de Henares (Madrid), 1 mar (EFE).- Responsables de la investigación conjunta de Guardia Civil y Policía Nacional han confirmado hoy en el juicio de 21 presuntos miembros de la Camorra italiana la presencia de estos en España para blanquear dinero de actividades mafiosas de asesinatos, extorsiones y tráfico de drogas.

La Audiencia Nacional ha reanudado hoy el juicio del clan “Nuvoletta”, en el que cada uno de los acusados se enfrenta a una petición de la Fiscalía de diez años de cárcel por asociación ilícita y blanqueo de capitales mediante actividades inmobiliarias y de hostelería en Canarias, donde supuestamente actuaban desde el final de la década de los 90.

En la sesión de hoy han declarado agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil y de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) de la Policía Nacional.

El encargado de dirigir la investigación de la UCO de la Guardia Civil ha relatado que las pesquisas se extendieron entre 2009 y 2013 y que en el marco de las mismas se entrevistó en Italia con cuatro arrepentidos que les explicaron cómo estaba organizado el clan.

Ha explicado que el mismo realizó varias inversiones en España, entre ellas la del complejo turístico de apartamentos Marina Palace en Adeje (Tenerife).

La Fiscalía estima que por la venta de inmuebles de esta promoción los ingresos ascendieron a algo más de doce millones de euros.

El agente de la UCO ha añadido que para estas inversiones usaban dinero ilegal del clan, liderado por el principal acusado en esta causa, Giuseppe Polverino, que controlaba toda la actividad de la Camorra en la zona de Marano, cercana a Nápoles.

Las inversiones de los clanes camorristas en las islas Canarias fueron dirigidas, según los investigadores, por el ya fallecido Giuseppe Felaco y el agente ha indicado que el dinero para llevarlas a cabo era enviado desde Italia en coches, oculto en dobles fondos.

El responsable de la UCO ha recordado que Luiggi Felaco, hijo del anterior, fue asesinado en Nápoles por “un hombre de Polverino”.

Ha explicado que se debió a que Giuseppe Felaco se negó a devolver una gran cantidad de dinero que Polverino le dio en 2005 tras salir de la cárcel para que llevara a cabo las inversiones en Canarias y que a los dos años le reclamó al detectar que no estaba obteniendo en Tenerife las ganancias que esperaba la organización.

Por otra parte ha comentado que el clan se dedicaba en España también al tráfico de drogas y que trasladaba hachís desde Marruecos a Nápoles para lo cual tenía tres estructuras coordinadas en España.

Otro agente que ha declarado hoy ha recordado que en el registro en el domicilio de Giuseppe Felaco en 2011 se encontraron 164.000 euros que estaban dentro de una caja fuerte oculta tras una puerta de un mueble.

El responsable para esta investigación de la Udyco de la Policía Nacional ha destacado que parte de la actividad delictiva del clan en España se pudo descubrir a raíz de intervenciones de conversaciones telefónicas de implicados en el entramado.

Los dos principales acusados en esta causa comparecen en el juicio por videoconferencia desde Italia.

En concreto desde la cárcel de Sassari, Giuseppe Polverino “O Barone”, considerado uno de los principales capos de la Camorra en España y que tras haber sido arrestado en Jerez de la Frontera (Cádiz) en 2012 fue extraditado a Italia, donde cumple penas que suman sesenta años de prisión por delitos de asociación mafiosa y tráfico de drogas.

Por su parte Raffaele Spasiano sigue la vista desde la sede de un tribunal de Nápoles, donde también cumple condena.

El juicio seguirá mañana en la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares (Madrid). EFE