Compartir

La policía de Barobo, en Filipinas, ha encontrado el cadáver momificado de un hombre en un velero que se encontraba a la deriva.

La voz de alarma fue dada por un pescador, que al ver el barco en muy mal estado, con el mástil roto y semihundido, decidió acercarse. El pescador encontró en la sala de radio del velero un cadáver momificado.

Cuando las autoridades llegaron al velero encontraron también la momia y la fotografiaron. Además, tras revisar el barco hallaron al documentación que lo identifica: se trata de Manfred Fritz Bajorat, un hombre de nacionalidad alemana, que habría sufrido algún problema que aún no se ha elucidado a bordo de su yate 'Sajo'. Tal vez un ataque al corazón que habría supuesto su fallecimiento repentino.

En cuanto al increíble aspecto de la momia, se piensa que podría ser resultado de la combinación del salitre del mar y los vientos del Océano Pacífico. Las autoridades filipinas tratan ahora de localizar a la familia.