Compartir

La agente de la Policía Local Raquel Gago, declarada culpable del asesinato de la presidenta de la Diputación de León Isabel Carrasco, seguirá en libertad provisional bajo fianza de 30.000 euros, según ha resuelto el tribunal colegido de la sección tercera de la Audiencia de León.

Gago no tendrá que ingresar en la cárcel hasta que se resuelvan todos los recursos que su abogado, Fermín Guerrero, ha anunciado que interpondrá a la sentencia que se conocerá en los próximos días.