Compartir

Habrá quien alguna vez haya tenido la tentación de cruzar el andén por las vías del metro, con tal de ahorrar unos minutos. Es lo que le sucedió al protagonista de este vídeo, que pensó que le daría tiempo a cruzar sin problema cuando vio al convoy aproximarse a él a toda velocidad.

En el último minuto, tal y como reflejan las imágenes, el hombre se arrepiente de su atrocidad y decide dar media vuelta. El tren casi le pasa rozando. Los hechos sucedieron en una estación de trenes de Victoria (Australia).

El hombre está vivo de milagro, y seguramente la próxima vez se lo piense dos veces a la hora de cometer una imbecilidad de estas características.