Compartir

León, 20 feb (EFE).- El jurado del juicio por el crimen de la presidenta de la Diputación de León Isabel Carrasco ha declarado culpables de asesinato en concurso ideal con un delito de atentado a la autoridad y tenencia ilícita de armas a Montserrat González, a su hija, Triana Martínez, y a la policía local Raquel Gago.

Tras la lectura del veredicto de culpabilidad, el fiscal del caso, Emilio Fernández, ha reclamado 22 años de cárcel para Montserrat González y para su hija 19 por el asesinato en concurso ideal con un delito de atentado a la autoridad y 3 por tenencia ilícita de armas.

En el caso de Raquel Gago, el fiscal ha rebajado la petición de pena a 12 años por los mismos delitos, aunque ha tenido en cuenta alguna de las atenuantes planteadas por su defensa.

Por su parte, el letrado José Ramón García, que representa a Montserrat González y a su hija, ha pedido al tribunal que se condene a sus patrocinadas a 17 años y 6 meses por los delitos de atentado y asesinato, así como a la pena mínima -2 años- por tenencia ilícita de armas.

El letrado, que ha anunciado que presentará un recurso, también ha solicitado que se conceda la libertad provisional a Triana.

El abogado Fermín Guerrero, que representa a Raquel Gago, ha pedido para su cliente la pena mínima que se contempla para los tres delitos, un total de diez años: ocho por los delitos de asesinato y atentado y dos por tenencia ilícita de armas.

Este letrado también ha anunciado que recurrirá la sentencia y ha pedido que su patrocinada continúe en libertad condicional, puesto que ha demostrado que no existe riesgo de fuga y porque cabe la opción del indulto.

Sobre la posibilidad de pedir el indulto, el jurado considera que no cabe en el caso de Montserrat González, y en cuanto a Triana, cuatro de los miembros del jurado se han posicionado a favor de que se aplique de forma parcial y cinco en contra.

En el caso del Raquel Gago, cinco miembros del jurado están a favor de un hipotético indulto parcial y cuatro en contra.

También ha considerado que no cabe suspensión de la pena en el caso de Montserrat, mientras que para Triana uno de sus miembros se ha mostrado a favor y ocho en contra; y para Raquel, cuatro a favor y cinco en contra.

El jurado ha tenido que responder a las 84 preguntas que les trasladó el presidente del tribunal, Carlos Álvarez, para basar su veredicto.

En el caso de Montserrat González y Triana, el jurado ha visto probado por unanimidad todas las cuestiones que implicaban a madre e hija en los tres delitos de los que estaban acusadas.

Por lo que respecta a Raquel, el jurado la ha calificado como culpable de los tres delitos por mayoría de siete de los nueve miembros que lo conformaban. EFE

1011301

lm-tlg/orv/ram