Compartir

La autopsia realizada al cadáver hallado el pasado 11 de febrero en el río Escalda de Amberes (Bélgica) ha determinado que se corresponde con los restos mortales de Hodei Egiluz, el joven desaparecido desde el pasado 19 de octubre de 2013. Según apunta el diario 'El Mundo', sus padres podrían confirmar la noticia en las próximas horas.

La investigación determinó que el joven desapareció alrededor de las 4.30 horas y que había sufrido dos atracos, en los que le sustrajeron tanto el móvil como la cartera. Pese a que la hipótesis de que su cuerpo podría haber sido arrojado al río se planteó desde el inició de la investigación, las cámaras de seguridad no revelaron ninguna imagen que pudiera ayudar a resolver el caso.

Los padres, familiares y amigos de Hodei Egiluz decidieron promover distintas iniciativas para dar a conocer su desaparición e intentar esclarecer el suceso o dar con su paradero. Incluso consiguieron que el Senado aprobase una declaración para que las autoridades belgas no cerrasen el caso.

Finalmente el cadáver hallado en el río Escalda de Amberes, tras el posterior informe de la autopsia, pone fin a dos angustiosos años de continúa búsqueda.