Compartir

Orgía de horror y sangre en un refugio canino de la provincia de Sevilla. Todo ocurrió en la madrugada del sábado, cuando algunos desalmados penetraron en su interior con la única intención de provocar dolor y muerte a los canes por pura diversión.

La maldad demostrada por los asaltantes ha impactado tanto a la responsable del refugio, como a los agentes de la Policia Local y de la Guardia Civil que iniciaron investigaciones tendentes a esclarecer los hechos e identificar a los autores. El Ayuntamiento de la localidad, a través de José Carlos Garcia, concejal de Medio Ambiente y Francisco Villena, concejal de Educación se han interesado por el caso, pues el refugio se encuentra situado en una parcela propiedad municipal cedida al refugio cuya joven responsable, Isabel Vega, se encuentra “profundamente desolada, impartida por la maldad humana para unos animales que no han hecho daño a nadie”.

Al parecer, los asaltantes se ensañaron especialmente con Kira, una perra que estaba a punto de parir; Reyes, un podenco, y una galga, a las que sometieron a “torturas de todo tipo”, según fuentes municipales consultadas.  De este modo, la imagen que se encontraron al llegar al refugio era “dantesca, una auténtica aberración”.

El Servicio de Protección a la Naturaleza de la Guardia Civil se ha hecho cargo de la investigación tras la pertinente denuncia y ya ha iniciado las pesquisas tendentes a esclarecer la identidad del autor o autores de la salvajada. Todo apunta, según las fuentes consultadas, que detrás de este lamentable caso no se esconde, en principio, “nada personal” contra los responsables del refugio, y todo sugiere que podría tratarse de una acción llevada a cabo por personas “fuera de sí, incluso drogadas”.