Compartir

Una niña ha sido rescatada por la policía rusa en las últimas horas, tras pasar dos días desaparecida.

Ekaterina Bachurina apareció en un hotel con un hombre que la llevó hasta allí haciéndola pasar por su hija. Cuando la policía los encontró, Sergey Ponomarev aseguró que ganó “a la niña en una partida de cartas con su padre”.

Por su parte, el padre de la pequeña también ha sido detenido mientras la policía sigue investigando el caso. Y es que, sospechan que Ekaterina Bachurina podría haber sido utilizada como esclava sexual, o vendida en el mercado negro.

En el diario The Siberian Times han publicado que tras ser encontrada sana y salva, la niña fue ingresada en el hospital y tras examinarla descartaron que hubiera sufrido agresiones sexuales o lesiones de otro tipo.

Por otro lado, el Daily Mail relata como la niña fue secuestrada mientras caminaba desde su casa hasta el colegio, según pudo presenciar un joven testigo de 11 años.