Compartir

Valencia, 26 ene (EFE).- El portavoz municipal del PP en Valencia y sucesor de Rita Barberá al frente del partido en el Ayuntamiento, Alfonso Novo, es uno de los investigados en la operación desarrollada hoy relacionada con el caso Imelsa.

Así lo ha confirmado Novo en declaraciones a los periodistas a su salida de las oficinas del grupo municipal popular, que están siendo registradas por agentes de la Guardia Civil y un fiscal anticorrupción desde este mediodía.

Además del también presidente local del PP, han sido investigados (figura que sustituye a la de imputado) en esta operación el asesor del grupo popular y encargado de las redes sociales del PP de Valencia Luis Salom y la secretaria del grupo municipal María José Pi.

Junto a ellos figura como investigada, según adelantó esta mañana el Tribunal Superior de Justicia valenciano, la también secretaria del grupo popular Mari Carmen García Fuster.

Novo cogió el relevo de Barberá cuando esta decidió, tras perder la Alcaldía en las elecciones del pasado mes de mayo, abandonar el Ayuntamiento tras veinticuatro años al frente y centrarse en su labor como senadora territorial del PP.

Según ha explicado Novo, el registro se ha centrado en los correos electrónicos de García Fuster, así como en “dos o tres ordenadores más” del personal del grupo.

Asimismo, ha expresado su intención de mantener sus cargos políticos (portavoz del grupo y presidente del PP de Valencia) porque tras “hablar con el partido” se le ha comunicado que la suspensión cautelar de militancia solo afecta a los detenidos.

Novo está citado a declarar entre las 10.30 y 11 horas de mañana junto a Salom y Pi y ha insistido en que desconoce el motivo por el cual se le investiga, aunque espera que se lo “aclaren” mañana.

Novo ha insistido en que ni él ni ninguno de sus compañeros de grupo han estado detenidos, que han disfrutado de libertad de movimientos y han podido irse por otra puerta, como ha sido el caso de otros miembros del grupo, pero que ellos (en alusión a sus compañeros concejales Alberto Mendoza, María Jesús Puchalt y Lourdes Bernal) han preferido usar la salida principal.

Ha desmentido “absolutamente” cualquier relación con la supuesta trama corrupta en torno a la Diputación de Valencia: “No he tenido jamás relación con (el exgerente de Imelsa, Marcos) Benavent y desde luego nada que ver con Imelsa. No sé ni dónde están las oficinas. No sé ni por qué se produce esta investigación, lo veremos con el tiempo”.

Preguntado por unas declaraciones de Mónica Oltra en las que ha dicho que el PP está “inhabilitado” para gobernar, ha pedido “a todo el mundo que no se precipite”, empezando por la vicepresidenta y por la concejala de Policía (Sandra Gómez) cuyo tuit de este mediodía sobre el caso ha tachado de “absolutamente rastrero”.

En su perfil de la red social Twitter, Gómez (del PSPV-PSOE) ha escrito: “Los miembros del @PPVLC del Ayto de Valencia imputados o detenidos por corrupción. Levantad las manos y entregar las actas #CorruPPtos”. EFE

jfg-eb/cbr/jlg