Compartir

San Fernando de Henares (Madrid), 25 ene (EFE).- Juan Arri Pascual, el supuesto etarra del “comando Madrid” acusado de un atentado en 1995 con coche bomba en la capital en el que murió un policía local, ha reconocido que fue “correo” de ETA, pero se ha desvinculado de esa acción porque estaba en México.

Así lo ha manifestado en el juicio por este atentado en la Audiencia Nacional, en el que se enfrenta a una petición fiscal de 593 años de cárcel.

El acusado ha negado en la vista pertenecer al “comando Madrid”, así como haber participado en este atentado perpetrado en junio de 1995, en el que murió el policía municipal Juan Rebollo, y ha asegurado que se encontraba en esa fecha en México, lugar del que volvió en otoño, según ha dicho.

No obstante, ha reconocido ser “correo” de ETA en alguna ocasión, si bien ha señalado que no tenía acceso al contenido de los paquetes que transportaba. EFE

(foto) (vídeo)

1011567