domingo, 20 septiembre 2020 0:32

El juez deja libre al expresidente del PRI al no ver indicios de blanqueo

Madrid, 22 ene (EFE).- El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha dejado en libertad, en contra del criterio de la Fiscalía, al expresidente del mexicano Partido Revolucionario Institucional (PRI) Humberto Moreira, al considerar que no hay indicios de que blanqueó dinero en España.

Según han informado a Efe fuente jurídicas, el magistrado ha decidido dejarle libre porque cree que ha justificado la procedencia de los 200.000 euros que se le atribuye haber blanqueado en España, procedentes del narcotráfico o de la corrupción.

Sin embargo, el juez cree que por ahora ha quedado acreditado en el procedimiento que ese dinero lo obtuvo gracias a sus retribuciones en México y no tiene un origen delictivo.

Moreira fue detenido hace una semana en Madrid por orden de la Fiscalía Anticorrupción e ingresó en prisión en espera de pasar a disposición de Pedraz, cosa que ha ocurrido esta mañana.

Tras su comparecencia, los fiscales José Grinda y Juan José Rosa han pedido que se le mantuviera en prisión por los delitos de blanqueo e integración en organización criminal, en vista del riesgo de fuga y de la pena de 3 años de cárcel a la que podría ser condenado.

Anticorrupción basa algunas de sus acusaciones en las declaraciones que hicieron hace unos meses varios testigos a Pedraz en San Antonio (Texas, EE.UU.), donde se trasladó el magistrado español en dos ocasiones para recabar de la justicia norteamericana información sobre el expresidente del PRI.

Según fuentes de la investigación, algunos de esos testigos afirmaron a Pedraz que Moreira se había reunido con líderes de Los Zetas, lo que permitiría a la Fiscalía sostener sus acusaciones de que el dinero que supuestamente blanqueó en España pudo proceder del tráfico de drogas.

A Moreira se le relacionaría además con los hermanos Raúl y Rolando González Treviño, considerados como “blanqueadores” de dinero para cárteles de la droga de aquel país.

En contra del criterio de la Fiscalía, Pedraz considera que no ha quedado acreditado el delito y que no hay riesgo de que se fugue, por lo que solo le ha impuesto como medidas cautelares la prohibición de salir del territorio español y la retirada del pasaporte.

En caso de que la Fiscalía decida recurrir estas medidas, corresponderá a la Sala de lo Penal decidir si modifica la situación personal de Moreira, al que el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata envió el pasado viernes a prisión por encontrarse esa semana de guardia, si bien la causa correspondía a Pedraz, que hoy ha optado por dejarle en libertad.

El abogado de Moreira, Manuel Ollé, ha explicado a los periodistas que en su auto, que está bajo secreto, el juez dice “con toda rotundidad y claridad que no hay delito ninguno y tampoco se ha cometido delito de blanqueo”.

También ha indicado que Pedraz descarta cualquier relación de su cliente con Los Zetas y que relata en su resolución que desde 2013 a 2014 prácticamente toda la investigación ha sido “absolutamente estéril para encontrar indicios incriminatorios” contra Moreira.

El abogado ha añadido que, en su opinión, “por lo que dice el auto de libertad, se debería decretar el sobreseimiento” de los delitos contra él.

Tras su declaración, el expresidente del PRI ha sido trasladado de nuevo a la prisión de Soto del Real (Madrid), donde se le notificará en auto y quedará libre en las próximas horas.

Humberto Moreira, que fue también exgobernador del Estado mexicano de Coahuila, ostentó la presidencia del PRI de marzo a diciembre de 2011, cargo que dejó al verse involucrado en el caso de la supuesta contratación irregular de deuda pública durante su Gobierno en Coahuila.

En 2013, se conoció que residía en Sant Cugat del Vallés, localidad a la que, según sus propias declaraciones, se trasladó después del asesinato de su hijo José Eduardo el 3 de octubre de 2012, al parecer a manos de presuntos miembros de Los Zetas. EFE

mt.na/agc